El pasado en tus manos

  • 05-12-1997 - 15-12-1997
a arqueología es la ciencia que investiga el pasado a través de sus restos materiales, siendo su estudio, especialmente útil en aquellos periodos culturales sobre los que no existe nada escrito. El Museo de Prehistoria de la Diputación de Valencia, pretende mediante esta exposición, de carácter didáctico, acercar el hombre del pasado a la sociedad del presente. Generamos un "Puente Perceptivo" mediante el cual, presentamos una serie de réplicas arqueológicas convenientemente arropadas por su contexto cultural expuesto en paneles didácticos.
Consideramos que la posibilidad de manipulación de copias que este tipo de exposición obedece, acrecienta el interés y conocimiento de los diferentes modos o sistemas de vida más significativos, anteriores a nuestra Era. Preferentemente en esa larga etapa, de lenta evolución y desconocimiento de la escritura llamada Prehistoria.
Comenzamos por el Paleolítico, nombre griego que significa "piedra vieja" (Paleo, vieja; Litos, piedra). Etapa larguísima marcada con sucesivos e importantísimos cambios climáticos que harán variar el paisaje, las especies animales y el proceso evolutivo del hombre u <> La caza y la recolección suponen los principales medios de subsistencia del hombre prehistórico, el cuál presenta un Iógico carácter nómada. Su hábitat alternará entre cuevas y abrigos rocosos dependiendo de las condiciones climáticas y su evolución tecnológica, paralela a la evolución del lenguaje y al desarrollo de su pensamiento.
La primera gran revolución humana, durante la cual aprenden a cultivar la tierra y a domesticar animales, nos llevará a la exposición del segundo gran periodo: el Neolítico (Neo, nuevo; Litos, piedra). Esos cambios esenciales, se traducen en un aumento de la población, de carácter sedentario y en la aparición de nuevas técnicas: utillaje lítico pulimentado, utensilios agrícolas, cestería y cerámica. Como consecuencia de estas manipulaciones, el desarrollo cultural será más rápido, pero también más complejo.
La Edad de 10s Metales se caracteriza no solamente por el conocimiento de la metalurgia. Esta población aparece dedicada fundamentalmente a la agricultura y a la ganadería, presentando lógicamente, un carácter sedentario: construcciones de piedra y poblados amurallados. De su estudio cabe deducir también un aspecto religioso fundamental: la creencia en una vida de ultratumba, perfectamente documentada en sus enterramientos, habitualmente acompañados de ajuares y ofrendas rituales. Finalmente, nos introducimos en una cultura singular: la Cultura Ibérica, surgida de las confluencias entre el substrato indígena y culturas más avanzadas procedentes del Mediterráneo Oriental, Fenicios y Griegos fundamentalmente. A este importantísimo proceso de asimilación se deben la aparición de cambios radicales en la práctica totalidad de las manifestaciones culturales: el conocimiento del hierro, el desarrollo de un verdadero urbanismo y la aparición de una nueva escritura.
Back to top