Cova de la Pastora (Alcoi-II)

En tierras valencianas las tumbas megalíticas son sustituidas por cuevas naturales, como es el caso de la Cueva de la Pastora, que contenía más de sesenta y cinco individuos, cuyos despojos habían sido agrupados formando paquetes funerarios después de su descarnación, y cada uno llevaba un ídolo en el ajuar.
Los ídolos oculados, con el motivo central de los ojos acompañado por bandas de líneas curvas que forman el tatuaje facial, y a veces indicando el sexo, se encuentran por todas partes y de la Península y se identifican con la diosa madre.
Back to top